domingo, 20 de enero de 2019

Maestros de la Costura 2: Programa 1

Volvemos de nuevo con la segunda temporada de "Maestros de la Costura". Conociendo la dinámica del programa, para mí uno de los alicientes de la primera temporada fue ver por dónde iban los tiros y conocer quién era quién tanto de los concursantes como del jurado, así que el estreno se me ha hecho menos entretenido y expectante, y quizás sea demasiado crítica en mi opinión de hoy.
Como indican en la web del programa AQUÍ, "se trata de un grupo de apasionados de la costura, el diseño y la moda que se enfrentarán a diferentes pruebas". Ya no sé si sólo comentar las costuras de los "aprendices" como hice la temporada pasada, si seguir dando bombo a los "diseñadores" españoles, si analizar el trasfondo de un "reality show" más, sólo os puedo asegurar que estoy enfadada, ¡muy enfadada! 
Por favor, pedir en la primera prueba una réplica del ¡vestido España de Sybilla! No sé qué pretende la dirección del programa, pero desde luego que iba a salir una bazofia. Aquí quiero incidir en que no es lo mismo diseñar que confeccionar, y luego estos talentosos diseñadores piden patronistas y modistas para que un diseño dibujado en un papel se convierta en una pieza real que pueda ver, tocar y exhibir con su firma... A ver ahora de quién es el mérito, si del arquitecto que dibuja los planos o del albañil que se sube al andamio a poner los ladrillos y hacer cosas imposibles.
Para mí es un insulto hacia las modistas y costureras, pretender siquiera confeccionar algo medianamente decente en tan poquísimo tiempo y con la trampa añadida de telas de todo tipo a escoger. Vamos a ver, si les dan el mismo patrón a todos los concursantes, ¿cómo no pueden darles la MISMA TELA a cada uno? Entonces sí se pueden juzgar en igualdad de condiciones todos los vestidos confeccionados, y no que resulta que el ganador es... ¡el que ha sido confeccionado con la misma tela del vestido España! Vamos, es como si te piden que cocines un arroz con bogavante y a uno le tocan cigalas, a otro langostinos, a otro pollo y al afortunado ganador ¡el bogavante! Si es que.... aunque te den la receta.

El resto del programa continúa dando pinceladas sobre quiénes son los concursantes, su trayectoria, sus metas e ilusiones... (hoy voy a saltarme este apartado). Es inevitable hacer comparaciones con la primera temporada y concluir fácilmente qué concursante hace cada papel televisivo en este talent o reality show, en detrimento de mejorar los tiempos de confección, poner en alza el valor del trabajo hecho a mano con tiempo y dedicación como en otros talent similares de Europa, y convertirlo solamente en una pasarela para los grandes diseñadores nacionales, y donde el jurado pide el mejor trabajo en el menor tiempo posible, al mismísimo estilo de las Pymes typical spanish: donde trabajar muchas horas equivale a obtener muchos beneficios monetarios y que se sepa quién manda. Claro, para qué vamos a preparar las cosas con tiempo, para qué decir hasta aquí puedo llegar.... Noooo, mejor vamos a coger todos los encargos que nos pidan, total... ¡Echamos más horas y listo!
¿Dónde están los límites? ¿Porqué hay que aguantar y callar ante tal explotación? Puede ser por parte de un diseñador talentoso, los miembros de un jurado o la dirección de un programa de televisión... ¿Porque todo vale, vale todo? ¿Por un puñado de ... euros? ¿Por la efímera fama, por la audiencia? Pues llego a la conclusión que dichos empresarios diseñadores pretenden que todos los que trabajen bajo su directriz (modistas, patronistas, costureras, etc.) rindan como si el negocio fuera de ellas también, y no se dan cuenta que ni el chiringuito es suyo, y lo más importante, no van a cobrar lo mismo ni repartir los beneficios.

Lo que más me enfada de todo ésto, como comenté más arriba, es que el programa no deja de ser un reflejo real de las condiciones laborales que luego se van a encontrar en la calle los concursantes: si eres capaz de aguantarlo todo, tendrás un hueco en este mundillo. Dicho ésto, vuelve a releer el párrafo anterior y verás que es la pescadilla que se muerde la cola.
La segunda prueba por equipos se desarrolla en el Centro de Creación Contemporánea Matadero de Madrid, donde confeccionan dos trajes para el Ballet Nacional de España. Aquí se ve claramente quién trabaja sin levantar la vista de las costuras, quien se dedica a agasajar al jurado y quien quiere salir en las cámaras.... Las valoraciones del jurado son tan subjetivas como ellos mismos quieran, dependiendo de quienes deben ir la prueba de expulsión, no olvidemos que es un programa televisivo y todo sigue un guión, aunque no nos demos cuenta. 


¿De verdad alguien se cree que María Escoté no tenía pensado su diseño sabiendo de sobra de qué iba la prueba de expulsión e ir tan alegremente a "concursar" en la prueba de creatividad? Así todo es coser y cantar, valga la redundancia. En dicha prueba de expulsión se valora negativamente y se expulsa a Alba Gádor, porque no había entendido lo que pedían en la prueba. Vamos a ver, ¿acaso ella no puede entenderlo a su manera? ¿su perspectiva creativa no es válida? Volvemos de nuevo al "haz lo que yo digo porque yo lo digo" típico, en lugar de ser empáticos, ponernos en el lugar del otro y aprender/entender otro punto de vista diferente, en lugar de juzgar duramente (a lo mejor a Caprile le sirvió hace 20 años cuando era aprendiz, pero a día de hoy, las cosas no se deberían seguir haciendo así). 

Es penoso que el ente público que pagamos todos, siga permitiendo, fomentando y transmitiendo ciertos valores negativos (se podían haber ahorrado ciertos comentarios como por ejemplo, el del "disfraz de pretecnología" que dan fe de que las palabras pueden hacer mucho daño y más desde la impunidad de ser miembro del jurado), salidas de tono entre concursantes y jurado (me veo venir unas cuantas más hasta que acabe la temporada, con lo mal que lo paso), explotación laboral disfrazada de concurso y lágrima fácil para tenernos con el corazón en un puño. Bueno, creo que ya está bien por hoy, porque seguiría y seguiría... Espero que para el próximo programa mejoren algo las cosas, porque soy de dar segundas oportunidades y hasta terceras, veremos cómo siguen las costuras dentro de una semana (cambian la fecha de emisión del segundo programa, del miércoles al domingo, algo "normal" para RTVE).
Ahora voy a arriesgarme con mis favoritos: Lorenzo Caprile (repite de nuevo esta temporada) y Lara Sajén. 
Besosososososos y ¡a coseeeer!

martes, 15 de enero de 2019

SWOPCOWL 2019: Participantes

¡Hola, amigas! El Swop Cowl 2019 ya está en marcha, ayer finalizó el plazo de inscripciones, y aunque ha habido poquitas inscritas correctamente ¡nos vamos a divertir mucho!
Aquí están las valientes que se han atrevido a dar el primer paso, os recomiendo que las sigáis en RRSS:
Ya estamos recopilando patrones y escogiendo lanas para tejer el cowl a nuestra amiga secreta, menos mal que el color no va a ser un quebradero de cabeza jejeje! Aquí en España estamos en pleno invierno y no hay nada como una lana esponjosa y calentita para tejer placenteramente. Os dejo una selección de lanas que me gustan mucho, por si os sirve de ayuda (recordad que en mi cocina, las palabras de color abren enlaces en ventana nueva):

Y una pequeña recopilación de patrones gratuitos a crochet (debajo de la fotografía tenéis el enlace directo a la web del patrón):



Y a dos agujas:



¡Ah, que se me olvidaba! Mañana vuelve la segunda temporada de Maestros de la Costura a TVE, y la seguiré comentando en mi cocina, no faltéis a la cita.
La semana se presenta movidita, ¡nos leemos pronto! 
Besosososos y ¡a tejer! ✂️

martes, 1 de enero de 2019

Novedad 2019: SWOPCOWL by Tejiendo en mi cocina

¡Hola, amigo@s! ¿Sigue alguien por aquí? Bien, ya que estamos todos, os cuento una idea que hace un tiempo me ronda por la cabeza: quiero comenzar el año organizando un INTERCAMBIO SECRETO entre tejedores. A lo largo de estos años he participado en varios Amigos Invisibles en Facebook (lo reconozco, casi prófuga de mi querido Blogger) y sé que se crean vínculos tan especiales en la comunidad tejedora, que yo también quiero poner mi granito de arena (y meterme en camisa de once varas jejeje). 
¿Y qué vamos a intercambiarnos? Algo útil, bonito de verdad y sobre todo, divertido y rápido de hacer (he pensado especialmente en las ansiosas como yo): un COWL, ya sabéis, tipo cuello, bandana, capucha, tejido a mano especialmente para este intercambio secreto, a dos agujas y/o ganchillo. Ya tenía pensado el nombre y todo: SWOPCOWL, conjunción de trueque y cuello. Estas son algunas ideas por si andáis despistados:






Quiero dejar claro que en este intercambio, primará ante todo la técnica y gusto de la persona que vaya a tejerlo, así la persona sorprendida obtendrá una prenda con un sello auténtico, tejida con muuuucho amor y no algo que sea exactamente a su gusto, del tipo "es que yo lo quiero de punto calado con hojitas y doble vuelta". Creo que se nota que no me gustan mucho los encargos, yo soy un espíritu libre y quiero tejer algo que disfrute plenamente, desde el momento en que esa lana me llama en la tienda, hasta escoger el patrón que hace siglos tengo en mi lista de pendientes. Bueno, voy a dejaros la opción de que escojáis el color, el resto a vuestro propio gusto ¿vale? 
¿Os animáis? Pues estas son las normas a seguir:
  1. Saber hacer punto y/o ganchillo para enviar una pequeña prenda tejida a mano a otra persona, prestando especial atención a la calidad del material empleado y a las terminaciones.
  2. Tener cuenta en Blogger, Instagram y/o Facebook referentes al tejido. Además se creará un Grupo Cerrado en Facebook para los participantes de este Intercambio.
  3. Utilizaremos el hashtag #swopcowl en las publicaciones del intercambio en RRSS. 
  4. Seguir las indicaciones que se publicarán en este blog a lo largo del Intercambio; se anunciarán también en la página de Facebook de Tejiendo en mi cocina y en el Grupo Cerrado. 
  5. No desvelar a nadie quien es nuestro sorprendido bajo ningún concepto, ¡es SECRETO! Sí que podemos seguirle y comentar en sus RRSS.
  6. La inscripción comienza hoy 1 de enero y finaliza el 13 de enero de 2019. Envíame un email a "SWOPCOWL arroba GMAIL punto COM" indicando tu nombre y apellidos reales; cuenta de Blogger, Instagram y/o Facebook; color deseado para el cowl y dirección postal completa para hacerte el envío. MUY IMPORTANTE: Sólo se aceptarán inscripciones y se resolverán dudas en ese email, en ningún caso por mensajes o comentarios en Facebook, Blogger ni Instagram (serán eliminados).
  7. El día 14 de enero de 2019 realizaré el sorteo del Intercambio y comunicaré por email a cada participante quien es su sorprendido (estoy deseando saber a quién voy a tener que sorprender yo jejeje!). Y ya podéis empezar a tejer vuestro SwopCowl! Tendréis tiempo suficiente hasta primeros de febrero, aunque ¡no lo dejéis para última hora, por favor!
  8. El SwopCowl debe ser enviado durante la primera semana de febrero de 2019 y todos los participantes publicarán el día 14 de febrero de 2019 en RRSS su SwopCowl recibido. Si, es una bonita fecha para celebrar nuestro amor por el tejido y compartirlo con el resto de la comunidad tejedora, ¡llenemos las redes de SwopCowls!
¡Próspero 2019, tejeadictos! 
Gracias mil por seguir en mi cocina, ¡besososos!



miércoles, 18 de abril de 2018

Maestros de la Costura: Programa 10 Final

Pues si el primer programa lo vimos el jefe y yo juntos (y los demás también, ¿eh?), pues no podía faltar a la cita costurera conmigo, así que llegada la hora allá estábamos comentando el programa. Si, es uno de los hombres que ha visto la primera edición del Maestros enterita jejeje! Vimos sangre, sudor y lágrimas... Buscad un rato tranquilitos que esto va a ser largo (las palabras de color abren enlace en nueva ventana).
La primera prueba comienza con un homenaje al gran diseñador español Cristóbal Balenciaga. Reciben la visita de Sonsoles Díez de Rivera, patrona de la  Fundación Cristóbal Balenciaga e hija de la Marquesa de Llanzol, musa de Balenciaga y que me ha traído a la memoria el capítulo 39 de El tiempo entre costuras de María Dueñas ¿a que os sonaba la historia?
Los 4 concursantes tienen que confeccionar un traje homenaje a Balenciaga (AQUÍ podéis ver la tienda online), para María Escoté, Alejandro G. Palomo, Lorenzo Caprile y Raquel Sánchez Silva, a medida, en 150 minutos. Los trajes se distribuyen al azar, adivinando una de las piezas que ha llevado cada uno. El ganador será nombrado directamente ¡primer finalista! Estos son los trajes inspiración Balenciaga:
Alicia escoge los zapatos antiguos que llevó Escoté y tiene que hacerle el vestido cóctel con falda globo de 1950:
Alicia presenta un trabajo realmente perfecto de medidas, con buenos acabados y queda en primera posición: directa al ¡duelo final! 
Qué sufrimiento chiquilla, que creí que la llorera del avance era porque estabas descalificada, y era sólo emoción por ser la ¡primera finalista de Maestros!
Luisa escoge la pulsera y tiene que hacer el conjunto de camisa a rayas y pantalón tricolor para Palomo:




Luisa confeccionó las prendas con gran cuidado, su evolución ha sido espectacular y quedó en segundo lugar. 


Eduardo escoge la boquilla que llevó Raquel y tiene que hacer el vestido negro de corte embudo de 1967 para la presentadora:




Eduardo ya había confeccionado este vestido sin conseguirlo, en la universidad (supongo cuando estudiaba las asignaturas de patronaje o confección del Grado  Diseño e Imagen de Moda en la Escuela Superior de Imagen y Diseño de Barcelona), que a pesar de fallos como no coger el bajo y dejar alfileres en los tirantes, se queda en tercer lugar ¡por delante de Antonio! Sigo pensando si realmente ha patronado y confeccionado en la uni...

Antonio tiene que hacer la americana para Caprile que quedó sin adjudicar, el modista llevó un abanico muy punk de Olivier Bernoux, puedes ver su tienda AQUÍ:
Ya sé quien necesita uno así y voy a tunear el suyo jejeje! Cualquier parecido con la realidad es posible, que uno que yo conozco creo que terminará así, verás tú que sólo le falta el abanico con pinchos y tatuarse las piernas:
Y para mí este tan mono, con cadenita y tachuelas, no iba a ser menos:
Antonio quedó en cuarto lugar al no poder finalizar la chaqueta de Caprile, dejó los puños sin rematar pues se esmeró en hacer los bolsillos perfectos; tampoco le quedaba a medida, si no bastante grande de mangas y larguita. Por poco tiempo no lo terminó.
Luisa, Eduardo y Antonio pasan a hacer la Prueba por Equipos que tiene lugar en el taller de Pronovias de Barcelona, empresa española internacional, líder en el sector de trajes de novia, con más de 40.000 tiendas en 105 países. El director creativo Hervé Moreau, les muestra sus increíbles diseños:
Los tres concursantes tienen que confeccionar un vestido de novia a partir de tres modelos diferentes que ha seleccionado previamente el jurado para ellos. El ganador de la prueba pasará directamente al duelo final. Luisa escoge la primera al quedar en mejor posición en la prueba anterior. Pudo escoger uno menos complicado pero "animada" por Eduarda se decanta por al primer vestido de la izquierda que le ha gustado mucho. Eduardo escoge el más sencillo que ya le había conseguido quitar a Luisa, el del centro. Y a Antonio le dejan el vestido de la derecha:
Para confeccionar estas maravillas en 5 horas, el jurado pide ayuda a tres famosos que son muy hábiles con las agujas, para formar los equipos.  Cada uno trabajará con un concursante, previa elección según ganaron la prueba anterior: Luisa escoge a José Corbacho, Eduardo a Mónica Cruz y a Antonio le dejan con Óscar Higares.
Los ayudantes en corte:
Y confección:
Antonio y Óscar congeniaron de maravilla, fue una grata sorpresa descubrir la habilidad del torero con la aguja. Luisa y José conectaron de inmediato, hicieron un buen equipo. Eduardo y Mónica acabaron como el rosario de la aurora, y eso que fue él que la escogió a ella... Me parece a mí que ya no se codeará con el cuñadísimo Bardem ni con la hermanísima Pe jejeje! Fue bochornoso el trato que dio a su compañera con sutilezas como "ésta no tiene ganas de trabajar", "no sabes coger una máquina"... Y la bailarina demasiado aguante tuvo y siguió cosiendo la espalda del vestido, comentando a Corbacho "Si lo sé, no vengo".

Después de cinco horas, ¡cinco!, los vestidos de novia quedaron así...
El de Luisa, alucinante, calificado como su mejor trabajo, lleva cinco tejidos y era el más difícil, se nota que ha cosido con pasión, le comenta el jurado y se queda como tercera finalista del programa:

Y el de Eduardo que era el más sencillo, mal cortado y sin terminar, como era de esperar. Se ve que no fue a la Uni cuando explicaron cómo coger los bajos, es su sello personal:
Obvio que el jurado lo valoró como correspondía, fueron duros con "la peor versión de Eduardo", "lo peor ha sido el trato a Mónica, no el traje", "deberías recapacitar y disculparte"... Justamente merecido el rapapolvo, con un "no mereces estar en la final", se defiende argumentando que "no me ha dado el apoyo que ha tenido Antonio".... Ay Señor, pues haber escogido a Óscar y no, que te hicieron los ojos chiribitas cuando viste llegar a la hermana de Pe... Con todo el trabajo de entolado, aplicando flores una a una, que era lo más complicado del vestido y que hizo ella cosiendo a mano ¡cinco horas! Además de recortar las flores de la cola de encaje. No sé quién se merece más un monumento, la madre de Eduardo por aguantar ya 23 años, Alicia o Mónica Cruz.

El de Antonio es magnífico, la caída del vestido impecable, el placement perfecto, lo bien que estaba el repulgo del bajo y los ¡70 botones colocados uno a uno!, le comenta el jurado:
¡Lo cual le da a Antonio el pase directo al Duelo Final! 
¡Bravo! Mis dos favoritos juntos a la final, igual que cuando hicieron el casting en Madrid y comenté en el post anterior:
FUENTE
En el Duelo Final, Alicia y Antonio vuelven al taller para confeccionar un vestido de fiesta  digno de una alfombra roja, "maravilloso, único, fantástico", les pide Caprile, de inspiración y diseño totalmente libre y en 150 minutos, con todo el material, patrones y telas que hay en la mercería.
A lo largo del duelo les visitan la Directora de la revista Vogue en España, la periodista Eugenia de la Torriente, el director de Marketing, Moda y Belleza de ECI Héctor García, así como la madrina de esta primera edición y modelo internacional Eugenia Silva.
Reciben la visita de familiares y exconcursantes en el taller, decorado con una gran alfombra roja y dos bandos diferenciados, el de Alicia y el de Antonio:
La trayectoria de Antonio en imágenes queda así:
Antonio se decantó por un diseño similar al vestido de inspiración flamenca de la prueba de expulsión del Programa 3, corte sirena en plumeti, escotazo, manga larga y aplicaciones con pedrería cosidas a mano, con volante forrado en tul negro:
El jurado le advirtió del tiempo que le llevó colocar aplicaciones en la prueba anterior. La modelo Eugenia Silva no estaba muy conforme con tanta "insinuación" y sin forro, aunque Antonio hizo caso omiso y siguió cosiendo a mano su diseño de alta costura:
Dando las últimas puntadas, yo pienso como el jurado que el vestido se ha quedado sin terminar, a falta de forro y más entolado. El defiende su diseño para "una mujer que no quiere pasar desapercibida", que "acapare la atención", "mostrando sensualidad... cubierta de tela... pero desnuda...". El jurado alaba el trabajo entolado a mano, aunque Caprile le echa un jarro de fría cuando le dice que "no tapa lo que debería tapar en una mujer real", a pesar de que Antonio insiste que ése era el diseño que quería hacer.

Trayectoria de Alicia:
Alicia hizo el diseño que tenía en mente, con cuerpo de crepê drapeado con tul bordado,  espalda al aire con un gran lazo en la cintura y tonos nude:
Ella tuvo en cuenta los consejos del jurado y redujo el tamaño del fastuoso lazo, lo cual le favoreció:
Dando las últimas puntadas al bajo:
Escoté valoró que era impresionante, elegante y en su estilo. Palomo sugirió haber escogido los tejidos al revés: tul bordado para el cuerpo y crepê para el drapeado. Caprile la felicitó por haber ajustado las proporciones reduciendo el lazo y luciendo la espalda. Eugenia valoró que haya confeccionado lo que tenía en mente y sea su estilo 100%.
¡Y resultó la ganadora de esta primera edición de Maestros de la Costura! El vestido lo lució Eugenia Silva en la alfombra roja, para gran sorpresa de Alicia, que “estaba más emocionada por verla a ella con mi vestido, que estaba guapísima, que por haber ganado”.
Alicia consigue el maniquí de oro que le acredita como primera "Maestra de la Costura" de España, un premio metálico de 50.000 euros... Aún hay más...
Una colección cápsula de 15 prendas suyos precios oscilan entre los 70 y 149€ (AQUÍ puedes conocer qué es una colección cápsula) a la venta en la "POP-UP de Maestros de la Costura" en El Corte Inglés de Paseo de la Castellana en Madrid. Como ya comentaba yo, fijo que sería emitir la final y mostrar dicha colección de inmediato como así ha sido. ¿Y cómo es posible algo así? Porque el programa se grabó de octubre a enero, y Alicia ha estado diseñando su colección de enero hasta ahora (igual que otros concursantes como Antonio, Mahi o Eduardo, que pronto veremos). 
La colección tiene prendas "elegantes sin caer en lo tradicional" en tonos nude, como ella comenta AQUÍ, con la que quiere "vestir a todo tipo de gente", como el vestido inspirado en su diseño ganador de la final. Me encanta lo que ha diseñado, es muy de mi estilo también: pantalones, kimonos, tops... ¡Cómodo y elegante!

Y un Máster en Diseño de Moda, impartido por el Istituto europeo di Design Madrid desde febrero a noviembre de 2019. También cuenta que "estoy deseando comenzar el curso, al que no hubiera podido acceder si no es por el concurso".
Antonio, segundo clasificado, recibe un curso de un año de sastrería impartido por el mismo centro en octubre de 2018.
Luisa, tercera clasificada, gana un workshop Eometric de patronaje a medida de cuatro días con Estanislao Solsona Sementé, que tiene una pinta estupenda.
¿Y qué va a ser de nosotros ahora que se ha terminado la costura televisiva? Los lunes ya no serán los mismos, así que espero impacientemente que llegue la segunda edición del programa, que ya no tendrá la inocencia y emoción de esta primera. ¡10.000 aspirantes para 12 puestos ha sido una cifra impresionante! Y las redes sociales un hervidero después de cada programa, buena señal de su evolución y del interés mostrado por la costura.
Al final me siento muy orgullosa de haberle hecho un hueco en mi blog, cuando estuve a punto de dejar de comentar tras el segundo programa jejeje! Es que 90 minutos para cortar y coser debería ser calificado de delito, por lo que nos ha hecho sufrir, ¿verdad que si? Menos mal que los dos últimos programas han sido una maravilla y me han compensado con creces.
Felicito a todos los que trabajaron delante y detrás de las cámaras, por la arriesgada aventura de emprender un nuevo camino sin saber qué deparará. Para mi gusto habría alguna cosilla que pulir, menos salseo, más tiempo en las pruebas y mostrar técnicas de costura, aunque sé que no se puede resumir en 150 minutos de emisión las 3 pruebas con 12 aprendices a distintos niveles de costura.
Programa 10 de Maestros de la Costura disponible hasta el 30-06-2018.
Besosososos y ¡a coser! ✂️