domingo, 1 de febrero de 2015

Reto de lectura 2015: ENERO

¡¡Buenos días, lectores!! Hoy comenzamos este reto de lectura, que como indica mi querida Najma en su Reto de lectura 2015 para este año: "en la primera semana del mes hay que publicar en el blog que libro o libros has leído el mes anterior".
reto lectura
Aunque he terminado algunos que tengo que actualizar en la pestaña MIS LIBROS, este mes de enero lo he dedicado a releer este libro ya que lo compré y lo leí en 2007, y he vuelto a repasarlo:
Actualmente se está investigando mucho sobre la obesidad, pues a pesar de las indicaciones generales, y erróneas en mi opinión, de contar calorías, reducir las grasas y aumentar los carbohidratos en la dieta moderna, la obesidad y el sobrepeso siguen en aumento en los países desarrollados. Está claro que algo está fallando, y sin entrar en que este estilo de vida tiene muchas personas a su favor y otras tantas en su contra, (sí has leído bien, estilo de vida, no dieta), esta revolución dietética tiene los cimientos para luchar contra la obesidad y el sobrepeso para siempre. 
Este libro está editado en el 2005, hace ya 10 años, por lo que aunque el Dr. Robert Atkins no iba desencaminado en sus teorías, actualmente se conocen muchas más variables que influyen en la obesidad, aparte de la resistencia a la insulina que es la que él ha estudiado, por lo que ha quedado obsoleto. Deberían hacer ya otra revisión con los resultados de las nuevas investigaciones para actualizar esa parte del libro, es la única crítica que le hago, pues a su favor tiene que las indicaciones que da el Dr. Atkins son las adecuadas para luchar contra la obesidad, excepto una, que luego indicaré: 
  • Eliminar productos procesados y elegir alimentos naturales (hortalizas, verduras, carnes, huevos, pescados)
  • Eliminar el azúcar en todas sus formas (glucosa, fructosa, sacarosa, lactosa)
  • Eliminar los hidratos de carbono refinados (harinas, pan, pasta, pizza, pasteles, dulces) y reducir el resto de hidratos de carbono naturales (arroz, patatas, legumbres, cereales)
  • Aumentar el consumo de grasas beneficiosas (aguacate, aceite de oliva, mantequilla, nata, frutos secos)
  • Hacer ejercicio a diario, un paseo de 10 minutos para empezar es suficiente

Y la indicación que yo considero inadecuada es el uso y abuso de endulzantes artificiales (sacarina, aspartamo, sucralosa, ciclamato, estevia procesada, acesulfamo K) pues no dejan de ser productos procesados, y que afectan gravemente al metabolismo. ¿Acaso no has seguido engordando a pesar de tomar todos los refrescos light? Pues toma nota: bebe ¡AGUA!


Si estás interesad@ en la alimentación y la nutrición, no está de más actualizar constantemente la información, ya sabéis que un día el jamón ibérico es malo por la cantidad de grasas que contiene y al día siguiente nos informan que es rico en omega-3 beneficioso para el corazón...

Hipócrates: "Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento"