miércoles, 24 de diciembre de 2014

¿Quedamos? Noviembre...

¡¡Buenas tardes a tod@s!! No, no me he equivocado, ya hace más de 3 semanas que acabamos otro mes, y no quería dejar de cumplir mi cita con mi querida M.J., soy de las que piensa que "más vale tarde que nunca", ya que como decía Einstein en su teoría el tiempo es relativo... Tocaba noviembre, y vuelvo a quedar virtualmente con nuestra amiga Mª José del blog De todo un pocoAQUÍ podéis ver toda la información de este evento por si queréis contar algo, aún estás a tiempo de unirte a este proyecto... (ejem-ejem, que sólo queda diciembre). No dejéis de visitarla, y conoceréis a más amigas que nos van contando ¡¡de todo un poco!! Como siempre, no os olvidéis de pinchar las palabras en color que os llevan a enlaces que se abren en nuevas ventanas. Preparaos que el post viene cargaíiiiiiito, sentaros tranquilamente y disfrutadlo, os voy a llenar el navegador de enlaces interesantes, jejeje.


En este undécimo y penúltimo "¿Quedamos?" correspondiente al mes de noviembre, y siguiendo con la tónica que he llevado este año, siento que no hayáis encontrado mucho tejido ni mucha cocina, pero es que ha sido un año de revolución y re-evolución para mí, he buscado y he encontrado mi camino, he conocido personas maravillosas que me han enriquecido tanto personal como virtualmente, me he despojado de dudas, miedos y falsas creencias, me he encontrado a mí misma y con todo ello la felicidad. No, la felicidad no es tener pareja, ni unos hijos estupendos, ni un trabajo maravilloso o una casa enorme... La felicidad está dentro de tí, tú decides ser feliz o no serlo, tú decides si la mereces o no, ya que tú eres lo que piensas y puedes cambiar ese modo de pensar o ver las cosas... Sí, ya sé que las cosas no van bien, pero ¿te das realmente cuenta de todo lo que tienes? A modo de ejemplo, si me estás leyendo, seguro que tienes un smartphone o una tablet o un PC, y también conexión a internet ya sea propia o de la biblioteca municipal, y también tienes tiempo para dedicarte a tí mismo, porque a fin de cuentas éste es tu momentito particular, y te agradezco enormemente que lo dediques a leerme. Tal vez las cosas ya no son como antes, ni tan maravillosas, y seguro que ni tan desastrosas, así que analiza todo lo que tienes (no solo lo material, sino las personas que forman parte de tu vida o de tu día día y te aportan tanto), todo lo que has conseguido en esta semana (aprobar un examen, terminar una tarea pendiente que has pospuesto ciento y una veces...), todo lo que te ha hecho sentirte entusiasmado (has recibido un regalo o has disfrutado una excelente velada), y llénate de ese momento otra vez ¿ves como vuelves a sentirte bien? Deja marchar todo lo que no te beneficia, lo que no te hace ser mejor persona, lo que te provoca tristeza, ira, indignación, dolor.... 
¿Sabes dónde están todas esas cosas? En las cosas pasadas que no te aportan nada bueno (sí, señores, he dejado de lamentarme mentalmente por cosas del pasado y dejarlas marchar), en las noticias que emiten por televisión o lees en el periódico (sí, señores, he dejado de ver TV y leer la prensa, ahora elijo qué leer y cuándo, como este blog), en la desinformación que promueven la industria dietética y la industria alimentaria (sí, señores, he dejado de creer todo lo que leo, por eso sí que os recomiendo este blog), en tu jornada laboral interminable o inaguantable (si, señores, he cambiado de puesto de trabajo), en los amigos o familiares o compañeros de trabajo que te amargan la vida (sí, señores, ya no tienen cabida en mi nueva vida, ellos en su casa y yo en la mía), en la comida basura (si, señores, he dejado de consumir alimentos procesados, precocinados, llenos de conservantes, colorantes y no sé cuantas cosas más, y he vuelto al puchero, las ensaladas y la fruta de temporada), en los alimentos que no me sientan bien (sí, señores, he dejado de consumir azúcar y dulces ¡¡tenía una adicción que vencer!!, edulcorantes, harinas, pan y pasta), en el sedentarismo (sí, señores, llevo un año sin faltar al gimnasio), a fin de cuentas en la falta de tiempo para mí misma (sí, señores, dedico todo el tiempo posible a hacer lo que me gusta, ¿o será que me gusta lo que hago todo el tiempo? jejeje). 
Si yo he podido, ¡TÚ TAMBIÉN! 
¿Y por dónde se empieza este cambio? No tengas prisa, el tiempo puede ser tu mayor amigo o tu mayor enemigo, no llegaste a esta situación en dos días, y en dos días no se va a solucionar, tenlo presente. Otro punto importante, es teniendo claro lo que queremos, pero lo que queremos nosotros mismos, no lo que nos dicen nuestros familiares o amigos que nos ¿conocen bien? que nos conviene, pues si no sabemos lo que queremos no llegará a nosotros, pues discurrirá por caminos paralelos que nunca se encontrarán, pues a cada instante de nuestras vidas, elegimos tomar un camino u otro, ya sea consciente o inconscientemente. Te aconsejo que en caso de duda, te dejes llevar por tu intuición, nunca falla. 
Porque cada vez que piensas y sientes dará lugar a una acción, y te pongo un ejemplo que he comprobado varias veces para que lo entiendas... Estás llegando a casa de un amigo en coche, y te empiezas a agobiar pensando que no vas a encontrar aparcamiento cerca, ya que es una zona muy habitada, tendrás que dar mil vueltas y dejarás el coche lejísimos.... Efectivamente, no encontrarás aparcamiento cerca y dejarás el coche lejísimos. Te has enfocado en un pensamiento negativo (no voy a encontrar aparcamiento), que te ha creado un sentimiento (sentirme agobiado), y como resultado ha dado lugar a esa acción (he perdido media hora y he aparcado lejísimos). ¿Cómo podemos cambiar esta situación? Cambia tus sentimientos, lo que modificará tus pensamientos y por añadidura, la acción obtenida: para empezar siéntete afortunado y agradecido por lo que tienes, este debe ser tu pensamiento a partir de ahora en todos los ámbitos de tu vida... porque cuando estés llegando a casa de tu amigo, piensa que vas a encontrar un hueco para aparcar o que alguien dejará uno libre apenas llegues tú.... y ¡¡me cuentas!! Si no funciona, tal vez no te lo creas de verdad, o no te sientas en una actitud positiva (si crees que todo irá mal, entonces seguro que irá mal).

Eres lo que sientes, ERES LO QUE PIENSAS
AQUÍ podéis ver un listado de todas las participantes en este evento "¿Quedamos?"
Mil gracias a tod@s por vuestra visita, especialmente a nuestra querida anfitriona, Mª José.

Ya somos ¡¡casi 1000!!
Besosoososos y ¡a tejer!

4 comentarios:

  1. Me alegro que con esta gran reflexión te encuentres mejor y gracias por compartirla hay que ser positiva siempre.
    Feliz 2015.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias x tu visita, Nati!
      Próspero 2015, amiga!

      Eliminar
  2. Hola, he pasado a visitarte y leer las entradas que tenía pendientes, y aprovecho para desearte un nuevo año lleno de mucha salud, de muchos momentos lindos, de mucha felicidad, de muchos momentos que compartir e ilusiones y que siempre brille la luz en tu vida. Que tu realidad siempre sea mejor que tus sueños. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto, y el doble, deseo para ti, Najma!
      ¡Próspero 2015, amiga!

      Eliminar

Me hace mucha ilusión leer tu opinión. GRACIAS por tu aportación, cuando tenga un ratito te devuelvo la visita.